Tu sueño de vida o tu vida de sueño


La realidad que percibimos de la vida está condicionada y filtrada por la formación que recibimos en nuestra infancia. La familia, la escuela, los medios de comunicación y la sociedad toda nos han grabado en lo más profundo de la mente patrones de conducta y conceptos que no hemos elegido. Y también nos ha privado de muchas percepciones, sistemas, modelos y otros esquemas conductuales, que nos impiden darnos cuenta de limitaciones en el resto de nuestra vida, a no ser que hagamos un intenso trabajo personal de autobservación e investigación.