Contento al atardecer


Me es grato visitar ciudades donde su parte histórica y antigua se conserva bien y donde sus gobernantes invierten para recordar los hechos importantes del pasado.

Lo mismo hago con mi vida. Hago un álbum con los buenos recuerdos. Con los años la gente tiende a olvidarlos y, muchas veces, a recordar solamente situaciones desagradables o lamentarse de lo que no pudieron hacer. Cuando se llega a una mayor edad, es muy valioso visitar este álbum de la parte histórica y antigua de la vida. Nos permite tener presente que nuestra existencia tuvo momentos agradables en toda época y que hubo realizaciones. Nos trae de nuevo los sentimientos de alegría y de sentir que, después de todo, hemos vivido.

Daños colaterales