Huye de las quejas

Nuestra mente no percibe la realidad tal cual es. No la percibe completa tampoco, porque es una cantidad de información tan enorme que no podríamos procesarla. Estamos preparados para filtrarla conforme al interés que tengamos en el momento y según las motivaciones que tengamos.

Por este motivo cuando mantenemos en la mente una idea por varios días nos encontramos con coincidencias y con sincronicidades. Pareciera que justo se nos presentaran personas o acontecimientos relacionados. En realidad, siempre estuvieron ahí, sólo que ahora nuestra mente se focaliza en ellos.

Ser radiante como un volcán y no helado como un pescado


Una montaña es una vista impresionante. Pero si se ve muy seguido, deja de llamar la atención para pasar a ser una parte del paisaje. Todos los días puede estar allí sin mayores cambios. Sin embargo, si encontramos un volcán que entra en erupción, para nadie pasa inadvertido. La montaña se transforma, cobra vida, ilumina e irradia.

Si la gente respeta un volcán, lo mismo hará contigo si te transformas, te mueves, iluminas, cobras vida, irradias magnetismo. Da calor como lo hace el volcán. No actúes como un pescado helado, con una mirada fría, que nada hace ni nos magnetiza.

Si quieres ser atractivo y con éxito…

¡Irradia calor y luz como un volcán!

Convierte a tu maestro en tu amigo omnipresente

Si tienes a una persona que te sirva como modelo para lo que quieres lograr, que sea un experto en ese tema, puedes convertirlo en tu maestro. Puede ser también un maestro espiritual. Un maestro espiritual verdadero no es perfecto, sin embargo cada día se va superando más, aprendiendo y amándote con más intensidad. Él siempre te tiene presente y cada día te visualiza y piensa en ti.

Si tienes un maestro espiritual, él está dentro de ti, por el hecho de participar directa o indirectamente de sus enseñanzas. Probablemente ya lo conociste antes, ahora tu alma lo ha reconocido y con el tiempo tu personalidad se irá dando cuenta de esto.

Se llama holístico al proceso consistente en que en cada parte están las demás partes y el todo.