Como arriba es abajo

Nos han acostumbrado desde que nacemos a que Canadá, Estados Unidos, Europa, Rusia… están en el hemisferio Norte, y que por lo tanto están “arriba” del planeta. Y para muchos latinoamericanos, sus países parecen estar “abajo”. Y lo de arriba, arquetípicamente, es superior y mejor a lo de abajo.
En el universo no hay un arriba ni un abajo. El globo terráqueo y los mapas pueden representarse “invertidos” a los que estamos acostumbrados, y tiene igual validez.
Hay en el inconsciente colectivo de muchos latinoamericanos un sentimiento de inferioridad, especialmente hacia los Estadounidenses (que, por cierto, ellos se denominan “americanos”).
No crean que son tan superiores como su marketing los hace aparecer. Aquí un ejemplo conocido ahora:

Una encuesta realizada por la Fundación Nacional de la Ciencia a más de 2.200 personas en EEUU, donde se analizó el nivel de conocimiento básico en ámbitos como la física, biología, química o astronomía, arrojó un par de sorpresas.
Por ejemplo, sólo el 74 por ciento de los consultados sabe que la Tierra gira alrededor del Sol, mientras que menos de la mitad (48 por ciento) sabe que los seres humanos evolucionaron a partir de otras especies animales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario