La paz y la guerra


En la propia novela Wells escribe acerca de la brutal conquista por parte de los marcianos: “Antes de juzgarlos con excesiva severidad debemos recordar que nuestra propia especie ha destruido completa y bárbaramente no tan sólo a especies animales, como el bisonte y el dodo, sino razas humanas culturalmente inferiores. Los tasmanienses, a despecho de su figura humana, fueron enteramente borrados de la existencia en una guerra exterminadora de cincuenta años, que emprendieron los inmigrantes europeos. ¿Somos tan grandes apóstoles de misericordia que tengamos derecho a quejarnos porque los marcianos combatieran con ese mismo espíritu?”

Como aprender a pesar del sistema educacional

Cuando era niño, como de seis años, cuando el mundo era en blanco y negro, descubría la onda corta en radio. Me fabriqué unas antenas con hilo de cobre enroscado y también construí unas antenas parabólicas con tapas de tarros metálicos a las que iba martillando hasta lograr la curvatura aproximada.
Esto me permitió escuchar radioemisoras de todo el mundo. Una de mis favoritas era la “Voz de Alemania”.
¿Cómo lo aprendí? De manera autodidacta, leyendo en la biblioteca pública de mi localidad.
Hoy, sigo disfrutando de esta emisora por televisión satelital en su versión de televisión.
Acabo de ver un reportaje hecho a Lars Hirrichs, un joven empresario alemán de 37 años. Hace una década creó la red social Xing enfocada a poner en contacto a empresarios para conocerse y para buscar personal calificado para sus emprendimientos.  Vendió acciones de su compañía y se ha convertido en  multimillonario.  Esta red social, principalmente enfocada a personas de habla alemana, reúne ya a catorce millones de usuarios.

Mejorando la calidad de vida de manera fulminante

La hipnosis es una herramienta poderosa para mejorar la calidad de vida. Incluso se puede utilizar consigo mismo. Es muy efectiva para personas sanas que deseen una vida mejor y más feliz.
Aquí enseñando a hacer guiones (scripts) para realizar autoafirmaciones para la mente profunda.
Aprende más con la Revista de Hipnosis gratuita que recibes en tu correo


El pensar calculante

“El defecto no es solo de una derecha economicista, sino también de una izquierda que a veces reniega de la reflexión y suplanta las ideas por las consignas, como sus antecesores lo hicieron por las cifras…”


“Chile no es un listado de indicadores o estadísticas”, afirmó la Presidenta Bachelet en su discurso de asunción.

Estas palabras, dichas desde el balcón de La Moneda al caer la tarde del martes, sonaron como disparos al corazón del gobierno anterior, uno que centró gran parte de su discurso (o “relato”) en las cifras y las estadísticas, guardadas en flamantes pendrives y proyectadas en pretenciosos powerpoints . Quiero leer en esas palabras algo más que un simple ataque o un gustito que la Presidenta Bachelet quería darse después de tantas semanas de autoexhibicionismo numérico y autoalabanza incontinente del Mandatario saliente. Más que un mero problema de error comunicacional para difundir buenos resultados (que nadie puede negar), lo que explica la flagrante derrota del gobierno anterior es que quedó atrapado en la pobreza y reduccionismo de una forma de pensar que el filósofo Martin Heidegger llamara tan acertadamente “el pensar calculante”.

Día Internacional de la Mujer

Rodeado de mujeres
Tengo mis discrepancias con este Día Internacional de la Mujer, tal cual se celebra mayoritariamente. 

Creo que todos los días hay que ser atentos y considerados con las mujeres y también con los hombres. Si estuviera en mí dedicar un día a la mujer, lo centraría en educar a todas las personas, desde niños a ancianos, a jamás ser violentos con una mujer, ni psicológica ni físicamente. Que nunca un hombre haga uso de su mayor fuerza física o económica para abusar e imponer sus ideas. Educar a las mujeres que jamás acepten un amigo o novio que no la respete. Que no acepten la más mínima agresión, porque muchas veces tras muchas súplicas y perdones, se vuelve a lo mismo y peor. Que cada mujer aprenda a respetarse y hacerse respetar.

Como arriba es abajo

Nos han acostumbrado desde que nacemos a que Canadá, Estados Unidos, Europa, Rusia… están en el hemisferio Norte, y que por lo tanto están “arriba” del planeta. Y para muchos latinoamericanos, sus países parecen estar “abajo”. Y lo de arriba, arquetípicamente, es superior y mejor a lo de abajo.
En el universo no hay un arriba ni un abajo. El globo terráqueo y los mapas pueden representarse “invertidos” a los que estamos acostumbrados, y tiene igual validez.
Hay en el inconsciente colectivo de muchos latinoamericanos un sentimiento de inferioridad, especialmente hacia los Estadounidenses (que, por cierto, ellos se denominan “americanos”).
No crean que son tan superiores como su marketing los hace aparecer. Aquí un ejemplo conocido ahora:

¿Quieres que las flores no sean como son?

La Creación comenzó con una decisión de Dios o con el Big Bang que dio origen a todas las galaxias. O ambos acontecimientos quizás. No podemos comprobarlo ni lo vimos ni lo veremos. Pero lo que sí podemos apreciar es la multiplicidad de formas en que el origen de todo ha manifestado esta Creación.

La naturaleza es exuberante y abundante. Observemos tan sólo las flores y apreciaremos una enorme variedad de formas, colores o aromas. Contemplar el campo o un jardín lleno de flores es una experiencia hermosa para quien todavía sabe apreciarlos. Es bello a la vista gracias a su enorme variedad. No sería lo mismo si todo fuera del mismo color y la misma forma.