Despejando

Hoy logré despejar mi centro de trabajo. Conviene tomar la decisión de regalar, reciclar o botar todo aquello que hace meses no hemos usado, porque si ha sido así es porque podemos vivir sin esos objetos y papeles. Y a otros les puede servir. Se gana espacio, tiempo, limpieza y visión.
En la mente también conviene hacer lo mismo y dejar más espacio y tiempo para vivir el hoy y construir, cada día, un mejor mañana. Es tomar el mando de la propia vida.

¿Lo has hecho? ¿Lo vas a hacer? ¿Cuál es tu experiencia?

No hay comentarios:

Publicar un comentario