El mal está adentro

“Curiosamente, la crisis moral de la principal potencia de Occidente nace de la superioridad moral que esta se arroga sobre el resto del mundo. No hay nada tan temible como la arrogancia de los que se creen ‘buenos’…”

Cristián Warnken
¿Tiene Estados Unidos la autoridad moral para iniciar un ataque a Siria por razones “humanitarias”? En el conflicto Irak-Irán, su aliado (Irak) usó armas químicas contra sus adversarios. ¿Le importó entonces a EE.UU. la población civil que su adversario quería aniquilar?

Pero la pregunta es más profunda todavía: un país que justifica el asesinato para deshacerse de sus adversarios, que ha tenido un centro de detenciones en el que se tortura, que practica un espionaje sistemático en la vida privada de millones en el mundo, ¿no está sufriendo acaso una profunda crisis moral que puede socavar incluso los fundamentos ético-políticos en que se funda? Pienso en Emerson, Jefferson o la figura tutelar de Lincoln, entre otros.

La movilización de tropas y recursos contra Irak se basó en una mentira: la de la existencia de armas de destrucción masiva que nunca se encontraron. Un Estado le mintió al mundo entero y a sus propios ciudadanos. ¿No cabría, entonces, la legítima duda de que en este caso (el de Siria) pudiéramos estar ante otra mentira o una verdad fabricada por los servicios de inteligencia?

Despejando

Hoy logré despejar mi centro de trabajo. Conviene tomar la decisión de regalar, reciclar o botar todo aquello que hace meses no hemos usado, porque si ha sido así es porque podemos vivir sin esos objetos y papeles. Y a otros les puede servir. Se gana espacio, tiempo, limpieza y visión.
En la mente también conviene hacer lo mismo y dejar más espacio y tiempo para vivir el hoy y construir, cada día, un mejor mañana. Es tomar el mando de la propia vida.

¡Enfadarse!

Todo el mundo es capaz de enfadarse, eso es fácil. Pero enfadarse con la persona adecuada, en el grado justo, en el momento adecuado, por la razón justa y de la manera adecuada, eso ya no es tan fácil.
— Aristóteles

A algunas personas les gusta creer cosas

Una vez más se ha incendiado la Iglesia de San Francisco en el puerto de Valparaíso en Chile. Miles y miles de dólares se han gastado en reconstruirla varias veces. Cuan provechoso habría sido esa gigantesca cantidad de dinero para solucionar la calidad de vida de gente de pocos recursos económicos que todavía viven en la ciudad.

Desde el punto de vista de la arquitectura no parece ser algo tan extraordinario como para que necesite reconstruirse una y otra vez. Y desde el punto de vista histórico siempre me pareció dudoso el valor que se le atribuye.