Temor a la oscuridad

A un niño que teme la oscuridad se le perdona de buen grado; lo trágico es que haya adultos que temen la luz.
— Platón

No hay comentarios:

Publicar un comentario