Hasta siempre Patricia Vergudo

En la década de los 80
El cáncer terminó con la vida de la periodista Patricia Verdugo. Cerca del mediodía comenzará el velatorio en la Iglesia San José de La Reina y mañana su cuerpo será cremado en el Parque del Recuerdo.

Un cáncer que no pudo superar terminó con la vida del Premio Nacional de Periodismo 1997, Patricia Verdugo, quien murió este domingo por la noche en el Hospital Clínico de la Universidad Católica. Estudió en la Universidad Católica y desde 1969 se desempeñó como asistente de Relaciones Publicas de la Escuela Militar y reportera en las revistas Ercilla, Hoy y Apsi. Los textos que la llevaron a lograr notoriedad fueron Una herida abierta, André de la Victoria, Quemados vivos, Operación siglo XX y Los Zarpazos del Puma, sobre la Caravana de la Muerte.

La muerte de su padre, Sergio Orlando Verdugo Herrera, producto de torturas en julio de 1976 marcaría su vida privada y profesional como defensora de los derechos humanos. La familia y amigos de la Premio Nacional de Periodismo 1997 despedirán sus restos durante la jornada de este lunes. Cerca del mediodía se dará inicio el velatorio en la Iglesia San José de La Reina. En el día de mañana, sus restos serán cremados en el Parque del Recuerdo, tal como era su deseo.


En el Hospital Clínico de la Universidad Católica informaron que la periodista murió tranquila, sedada y en compañía de su familia.

“Patricia fue una incansable luchadora por la causa de la verdad y la justicia, primero por su experiencia personal, pero creo que ella encarna aquel periodismo comprometido con una causa y que ve su profesión como una permanente renuncia de lo que sucede en la vida cotidiana y dedicar su vida a lo que significó el terrorismo de Estado”, comentó Lorena Pizarro, presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos.

Patricia Verdugo estudió en la Escuela de Periodismo de la Pontificia Universidad Católica de Chile. Desde 1969 hasta 1973 se desempeñó como asistente de Relaciones Publicas de la Escuela Militar; entre 1974 y 1977 en la revista Ercilla entre 1977 y 1986, y en la revista Hoy durante 1986 y 1990. Posteriormente, trabaja en la revista Apsi.de Detenidos Desaparecidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario