Hay amistades que duran


Qué bellos momentos son los que compartimos con amigos y, especialmente, si lo seguimos siendo por más de cuarenta años.

Las amistades pueden durar mucho si hay ideales comunes y si alimentamos la mente con pensamientos sanos, constructivos y positivos.

El pozo y la botella


Un hombre estaba perdido en el desierto, destinado a morir de sed. Por su buena ventura, llegó a una cabaña vieja, desmoronada, sin ventanas y sin techo. Buscando, se encontró con una pequeña sombra dónde acomodarse para huir del calor y del sol desértico. Mirando a su alrededor, vio una vieja bomba de agua, toda oxidada. Se arrastró hacia allí, tomó de la manivela y comenzó a bombear, a bombear y a bombear sin parar, pero nada sucedía.

Anímate a expresarte




Hay algunas personas que por lo vivido y por la edad que tienen, les llega el momento de más sabiduría. Y están también en condiciones de decir lo que han aprendido, ya no estando pendientes si a las personas les gustará o no escucharlo, si lo entenderán o no lo comprenderán.

Un gran privilegio



Cientos de miles de personas han dormido conmigo durante un período de más de cuarenta años. Y de países de los cinco continentes.

Lo han disfrutado y se han sentido maravillosamente bien. Han mejorado la calidad de su vida de manera notable, incluso en lo que se refiere a prosperidad, salud y amor.

Han estado felices de dormir conmigo y de cambiar su vida en pocas semanas.

Mira aquí cómo ha sido posible esto. (Y seguramente a ti también te gustará aprovechar esta experiencia).

Sergio Valdivia Correa

www.terapiadehipnosisadomicilio.com

Discúlpame