Los años no pasan en vano...


Con el paso de mis años,
me di cuenta que no tengo que preocuparme
por las cosas que la gente dice a mis espaldas.
Esas son personas que encuentran fallas
en mi vida, en lugar de ocupar su energía
para corregir las fallas en su propia vida.

www.sergiovaldivia.com

Buena Voluntad

Escribo esto, como siempre, por si a alguien le sirve.
Agradecido que muchos se alegren desinteresadamente de verme feliz y que se dan cuenta que no es una pose para una foto. Obviamente, eso aumenta mi felicidad.
Y sí, estoy pasando por una etapa de mi vida de felicidad, tranquilidad, paz y de realizaciones. Disfrutando el esfuerzo de tantos años.
Más agradecido que nunca, especialmente de la gente buena. Y hago el intento de llevar más felicidad a quienes me rodean. Lo que incluye alegrarme desinteresadamente cuando te sientas feliz.
Los comportamientos desagradables de algunas personas que puedan estar cerca mío, se me olvidaron ya. No duran en mí esas vivencias. Y de las que ya no están cerca de mí, ya ni me acuerdo de quienes eran ni de qué me hicieron. Sé que cada persona hizo lo que creía conveniente, conforme a sus conocimientos y creencias.
Camino desenganchado del pasado. Soy diferente, he cambiado, como también los demás han cambiado y como el mundo ha mutado y lo seguirá haciendo.
Estoy feliz y en paz. He cumplido y gozo cada paso que doy. Hace bien tener voluntad al bien y buena voluntad.
Sergio Valdivia Correa

Hay amistades que duran


Qué bellos momentos son los que compartimos con amigos y, especialmente, si lo seguimos siendo por más de cuarenta años.

Las amistades pueden durar mucho si hay ideales comunes y si alimentamos la mente con pensamientos sanos, constructivos y positivos.

El pozo y la botella


Un hombre estaba perdido en el desierto, destinado a morir de sed. Por su buena ventura, llegó a una cabaña vieja, desmoronada, sin ventanas y sin techo. Buscando, se encontró con una pequeña sombra dónde acomodarse para huir del calor y del sol desértico. Mirando a su alrededor, vio una vieja bomba de agua, toda oxidada. Se arrastró hacia allí, tomó de la manivela y comenzó a bombear, a bombear y a bombear sin parar, pero nada sucedía.

Anímate a expresarte




Hay algunas personas que por lo vivido y por la edad que tienen, les llega el momento de más sabiduría. Y están también en condiciones de decir lo que han aprendido, ya no estando pendientes si a las personas les gustará o no escucharlo, si lo entenderán o no lo comprenderán.